3 de octubre de 2005

PURMAMARCA: PAISAJES QUE ENAMORAN.












































No hay mejor título que pueda expresar la belleza única, incomparable, del cerro de los Siete Colores en Purmamarca. Es imposible dejar de verlos una y otra vez, es imposible olvidar tanto color, tanto encanto, pero así y todo Purmamarca tiene más para mostrarles al visitante: su iglesia de Santa Rosa de Lima, el viejo algarrobo del Cacique Viltipoco, el Paseo de los Colorados, su entrada por Ruta 52 franqueada por alamos, sauces y otros árboles, sus cerros, su feria, su gente.
Publicar un comentario