24 de febrero de 2006

CACHI, PUEBLO DE SAL.

Después de trepar la Cuesta del Obispo, llegar a la Piedra del Molino, seguir por el Parque Nacional de los Cardones y encarar la recta del Tín Tín, se llega al poblado de Payogasta.
Desde allí unos pocos kilómetros más al sur se encuentra este hermoso pueblo cuyo vocablo significa pueblo de sal, en alusión a que los Incas creyeron que el nevado del Cachi (o Cerro Libertador Gral. San Martín) era un gran cerro de sal.
Se trata de un pueblo que conserva en forma intacta su arquitectura, con sus típicos farolitos y callecitas, sus costumbres y todo el encanto típico de los Valles Calchaquíes que se proyectan como una verdadera Meca para el turismo de quienes se dirigen al Noroeste Argentino. Enclavado sobre la confluencia de los Ríos Cachi y Calchaquí allí podremos encontrar los mejores cultivos de pimientos del país, cuyo sabor lo hace único. Lamentablemente para nuestro gusto hubiesemos querido estar más tiempo allí para conocer mejor sus alrededores pero lamentablemente no pudimos, seguramente en otra ocasión podremos descubrir más de su belleza.




Publicar un comentario