16 de febrero de 2006

EN EL CAMINO A CACHI: QUEBRADA DEL ESCOIPE, CUESTA DEL OBISPO, PARQUE NACIONAL LOS CARDONES Y RECTA DEL TIN TIN.













El camino a Cachi transcurre primero por la Ruta Nacional 68 atravesando el Valle de Lerma y pasando por las ciudades de Cerrillos, La Merced y El Carril. Hasta allí la vegetación característica es la de abundantes plantaciones de tabaco y del afincamiento de la Tabacalera Alliance One (Ex - Nobleza Piccardo).

Ya en las cercanías de Chicoana, se toma el desvio por Ruta Provincial 33 y el camino empieza a tomar otras características encajonándose en quebradas y siendo surcadas por caudalosos ríos.
Así es como llegamos a San Fernando de Escoipe, pueblito famosamente conocido por las fotos de la Secretaría de Turismo de Salta (la foto es la de la iglesia a lo lejos con el cardón de costado). Siguiendo viaje cruzaremos algunos puentes de madera e hierro los cuales seguramente pasarán a la historia cuando asfalten la ruta hasta el pie de la cuesta (prometieron no asfaltar la cuesta espero que cumplan porque sino pierde su encanto).
La cuesta del Obispo se trata ni más ni menos de un antiguo camino emprendido por un obispo al cual para llegar a los Valles Calchaquíes tuvo que atravesar estos caminos. Primero se le denominó Cuesta de la Dormida del Obispo, ya que se supone que ha dormido en algunos de estos lugares, pero al quedar un poco feo este nombre se decidió acotarle el nombre al actual. Esta cuesta, una de las más maravillosas de Argentina, tiene 42 km. de largo y termina en su punto más alto denominado la Piedra del Molino a 3348 metros sobre el nivel del mar.
A partir de allí nos encontramos con el Parque Nacional Los Cardones el cual alberga cientos de especies cactáceas, entre ellas una muy curiosa cuya flor crece al ras del suelo.
Siguiendo por Ruta 33 empalmamos con la mítica Ruta Nacional 40 y allí nos encontramos con la Recta del Tin Tin, antigua recta Incaica que ellos mismos han construido marcando como mojones fogatas colocadas a una distancia determinada. En este paso la Ruta Nacional 40 ha sido trazada sobre este mismo antiguo camino (hoy lamentablemente asfaltado). La recta tiene 12 km. de largo y un desvío de tan sólo menos de un milimetro de error (toda una perfección). A mano izquierda (siempre teniendo en cuenta que se va a Cachi) nos sorprende la Paleta del Pintor una autentica belleza de la naturaleza.
Ya antes de llegar a Cachi se pasa por Payogasta en cuyo mirador podemos observar cientos de bellezas que las montañas y sus colores junto a los cardones, los ríos, las casitas y el camino nos regalan para embelezar nuestros ojos.
Una recomendación para el viajero mucha precaución en el camino, tocar bocina en las curvas ya van a ver en el camino una gran cruz que señala el trágico accidente de un colectivo donde sus 35 integrantes murieron en el año 1974, claro está que el camino ahora está mejor que en esa época pero igual hay que tener precaución, disfrutar y sentir los paisajes con las sensaciones del alma. La otra recomendación es no se pierdan cada detalle del camino si los lleva un micro mejor porque el que conduce ya no lo hace y puede disfrutar también, cada paisaje es más lindo que el anterior y así sucesivamente con lo cual nada tiene desperdicio. Lugares bellísimos son los que hay camino a Cachi, esa sería su mejor definición.!!!!













Publicar un comentario