11 de febrero de 2006

LAS BOTIJUELAS.














En el Salar de Antofalla hay cosas que sorprenden!!! una de ellas es Las Botijuelas. Esta vega desciende desde los altos de las montañas a más de 4000 metros sobre el nivel del mar. Subir significó una tarea difícil para no imposible para Axel que pese a la altura y la falta de oxigeno llegó.
Su verdor contrasta con la blancura del paisaje y allí arriba Don Simón Morales, el único habitante de este lugar, tiene a su entera disposición una pileta de agua termal para él.
Esta pequeña terma es una de las tantas existentes en el salar, siendo su temperatura de 32º C.
Don Morales cuenta que cuando se apagó el pequeño volcán surgió así de la noche a la mañana "esta agua". La misma desciende por la montaña generando a su paso una zona verde donde pastan sus animales. También nos cuenta acerca de las inclemencias del tiempo durante el invierno (temperaturas de 15 a 20 grados bajo cero) y dice que pese a dichas inclemencias el agua permanece caliente.
Ante la pregunta de si recibía algún tipo de subsidio o algún tipo de beneficio de parte del Estado en concepto de ejercicio de soberanía el nos contesta que no (tengáse en cuenta que vive en una zona a más de 4000 metros de altura y que tiene una densidad menor a 0,05 habitantes por Km. cuadrado).
También nos ha contado un poco como es su vida y que se ha hecho amigo de unas personas que siempre vienen en sus 4 x 4 por este lugar (serán los viajeros - Eduardo Cinícola y Cía.??? no lo sabemos).
Luego de un nutrido díalogo nos invitó con una gaseosa.
Antes de despedirnos hicimos unas fotos y luego emprendimos la bajada. Micaela nos sacó esta foto con la cámara de Luciano y Juan Pablo, foto que recibimos hace unos días por e mail. En ella estamos (de izquierda a derecha) Luciano, Simón Morales, Esther y, agachados, Juan Pablo y Axel.

Publicar un comentario