5 de febrero de 2007

EL TECHO DE AMERICA: EL ACONCAGUA.

Desde el mirador del Aconcagua a la vera de la Ruta Nacional 7, a 2800 metros sobre el nivel del mar, se lo puede observar. Claramente asoma desde el fondo como un coloso entre enormes montañas que la rodean. Sin embargo, él, sobresale con sus nieves eternas, con su estirpe de "el más grande". En la foto se lo ve chiquito, tan solo una ilusión óptica, es enorme, y más enorme aún si se lo ve como nosotros lo hicimos con binoculares.
En efecto, el Aconcagua es el "Techo de América" y mide 6962 metros, altura que corrige la anterior marca de 6959 que todavía persiste como cartel indicativo en la Ruta Nacional 7 en el punto del mirador.
Enteramente en Argentina, el Aconcagua también ostenta el record de ser la montaña más alta fuera del continente Asíatico donde están los gigantes del Himalaya.
Al norte y al este limita con el Valle de las Vacas y al oeste y al sur con el Valle de los Horcones Inferior. La montaña cuenta con diversos glaciares, los más importantes son el glaciar nororiental o polaco y el del este o inglés. La vista de estas fotografías son hacia justamente el primero de estos, siendo estas una de las vías más temibles y dificultosas de escalar junto con la pared sur.
Se encuentra dentro del Parque Provincial Aconcagua, y es una montaña muy frecuentada por andinistas de todo el mundo, en este año nuevamente la afluencia de visitantes ha marcado un nuevo récord: más de 8000 permisos para ascender.
Estudios geológicos sitúan la elevación del Aconcagua hace 200 a 280 millones de años atrás. La montaña fue creada por la subducción
de la Placa de Nazca debajo de la Placa Sudaméricana durante la orogenia Andina (Terciaria, por lo tanto geológicamente reciente). El origen de su nombre no está claro: se discute si viene del Araucano Aconca-Hue o del Quechua Ackon Cahuak. Este último nombre significa "Centinela de Piedra".


Publicar un comentario