7 de junio de 2009

NUEVAMENTE EN LA CIUDAD DE SALTA.






A las 18.30 horas y luego de un hermoso viaje con la Ford Ranger de la Municipalidad de Tolar Grande que nos llevó de vuelta, llegamos a la Ciudad de Salta. Estábamos absolutamente contentos por el viaje realizado, por los paisajes vistos y por esa gran sorpresa que fue la nieve. Nuestras ropas, el pelo y las mochilas estaban absolutamente sucias, teñidas del rojo de esas montañas maravillosas.
Llegamos al hotel y no bien nos instalamos nos bañamos y fuimos a dar un paseo por la peatonal Alberdi y por la peatonal Florida. Un gentío impresionante, autos que pasaban por todos lados!!!!
SACAME DE ACA POR FAVOR ME ESTOY VOLVIENDO LOCO DECIA AXEL!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!.
Salta es una ciudad con mucho movimiento, con mucha vida, y en ella conviven el gran movimiento de una ciudad con todas las letras con la tranquilidad de pueblo. Sin embargo, el cambio de Tolar Grande y su absoluta soledad a Salta fue un impacto muy, muy grande. Ambos notamos ese abrupto cambio.
Contamos con varios días más de lo planificado en función de no haber podido quedarnos en Tolar Grande todo lo que hubiéramos querido hacer, razón de ello es que nos hemos quedado con las ganas de conocer más.
Al día siguiente decidimos quedarnos en Salta para no dejar un solo rincón de la Ciudad sin conocer (hay que tener en cuenta que en nuestra anterior visita en el 2006 hemos conocido gran parte de los lugares). Así fue que nuestra visita se limitó a museos, iglesias (La Viña, San Franciso, San Bernardo, la Catedral y San José) plazas (Belgrano, Guemes, Antofagasta, 9 de Julio, Alvarado), la Legislatura de la Provincia, El Parque San Martín, la calle Balcarce, el Paseo Guemes, la antigua estación, el mercado artesanal, entre otros lugares.
Por la noche frente a la plaza 9 de Julio decidimos cenar y pasarla lindo en la fresca noche salteña.
SALTA JUSTAMENTE DE NOCHE TAMBIEN ES HERMOSA.




Ya al otro día la cosa iba a cambiar y tomaríamos rumbo hacia la Villa de San Lorenzo. En el próximo post le mostraremos algo de esta belleza inconmensurable de la Yunga Salteña, ahí nomás a unos 11 Km. de la Ciudad.
Publicar un comentario