5 de julio de 2009

ULTIMO DIA.








Nuestro último día fue en Salta. Nos levantamos muy temprano y decidimos llevar las mochilas al guardaequipajes de la terminal de omnibus para luego andar paseando por la ciudad.
Sin dudas la ciudad de Salta es una ciudad muy acogedora y linda y dan ganas de quedarse allí, pero era el fin y nuestro retorno a Buenos Aires ya estaba marcado para las 15.30 horas.
El día estaba maravilloso, dejamos todo en la terminal a excepción de dos mochilas de mano, un agua mineral para el camino y el equipo de mate.
Nuestra primer parada bien cercana a la terminal fue para disfrutar al aire libre de unos buenos mates en el Parque Gral. San Martín aún no eran las 9 de la mañana y los rayos de sol se colaban entre las hermosas palmeras del parque.
En el medio de la charla le digo a Roslie que tenía ganas de comprarme el libro que había visto en el MAAM de Bonifacio del Carril acerca de la Puna. Esta fue la excusa perfecta para agarrar el equipo de mate y salir caminando despacio hacia el museo pasando previamente por algunos puntos turísticos como el Convento de San Bernardo, la Iglesia de San José, la Iglesia de San Francisco y la Casa de Uriburu.
Entramos al MAAM y compramos el libro cuyas ilustraciones son verdaderamente maravillosas. Con más tranquilidad hemos comparado lo que el autor ha retratado sobre la Puna y lo que conocemos nosotros y puedo asegurar que no nos falta tanto...aunque en honor a la verdad creemos que si porque justamente la Puna es maravillosa y tiene una extensión tal que pecaríamos de muy soberbios si afirmáramos semejante cosa. Así que ya saben falta mucha Puna por conocer!!!
Eran ya algo así como las 10.30 cuando nos sentamos un ratito en la Plaza 9 de Julio para acomodar un poco las mochilas de mano y luego seguir un poco más de paseo. El sol comenzaba a picar pero bajo la sombra fresca de los árboles se estaba más que bien, así que agua mineral mediante decidimos quedarnos un ratito bajo los árboles y disfrutar del movimiento de una ciudad con mucha vida pero tranquila a la vez.
Siendo las 11 empezamos a desandar camino para despedirnos de Salta con la mejor vista que se puede tener de ella: el Cerro San Bernardo.
Varias fueron las oportunidades en que visitamos Salta pero ninguna vez habíamos subido al Cerro San Bernardo durante la mañana así que subimos y nos quedamos allí hasta el último minuto en que pudiéramos quedarnos para luego tomar el micro que nos llevara de nuevo a Buenos Aires. Fue así que almorzamos desde las terrazas de ese magnífico cerro desde donde puede divisarse esta magnífica ciudad.
Pero esto no sería el último regalo que estas vacaciones nos daría. Salta nos tenía preparada una última sorpresa y fue justamente que nos enteramos de casualidad hablando con una vendedora de artesanías en el cerro que la foto de la llama que José Piu había sacado con nuestra cámara había sido publicada en el diario El Tribuno en la página 2 de dicho diario.

-¿Dónde pregunta Axel?
- En el Tribuno, hoy, indica la chica.
Axel dirigiéndose a Roslie le dice:
"Gordi esa es nuestra foto"
Roslie decía "pero que va a ser nuestra foto, vos te crees que vos solo le sacaste una foto a una llama en un lugar nevado!!!"
Axel contesta "la verdad es que en el camino no había nadie...te apuesto a que es nuestra foto, dale vamos compremos ese diario ya".
Finalmente llegamos a la terminal, compramos el diario y constatamos que efectivamente se trataba de la famosa llama nuestra la que había sido publicada. Sin dudas un regalo de despedida que esta hermosa provincia nos ha hecho a nosotros en particular del que nos sentimos realmente afortunados en haber podido vivenciar y conocer y del cual animamos a que otros/as personas puedan conocer esta maravillosa tierra.
Puntual el micro se posó sobre una de las plataformas de la ordanada terminal de Salta y fue así como finalmente hemos terminado nuestras vacaciones disfrutando de todos y cada uno de los lugares conocidos.
Publicar un comentario