6 de mayo de 2010

EN 4X4.

A la mañana temprano denotamos que se abatía sobre Ushuaia una lluvia lo suficientemente molesta como para andar paseando por la Ciudad o como para hacer la excursión por el Canal de Beagle. 
Dadas las condiciones y como teníamos en vista la posibilidad de hacer una excursión en 4x4, consideramos que esta eran condiciones inmejorables como para transitar por caminos bien embarrados en donde las máquinas tengan que mostrar lo que son capaces de hacer.
Para ello nos fuimos a una ya recomendada empresa de viajes y turismo, Canal Fun & Nature, recomendada en revistas especializadas como también en las dependencias públicas de la Casa de Tierra del Fuego y en Turismo de la Municipalidad de Ushuaia.
Así fue que con una fina y persistente lluvia, nos fuimos hasta la agencia ubicada en la calle 9 de Julio al 100. 
Al llegar eran las 8.50 horas, razón por la cual esperamos hasta las 9, horario en el que abría.
Junto a nosotros llegaba atrás otras dos personas que estaban averiguando sobre excursiones.
Apenas abrieron les comentamos nuestras intensiones y le preguntamos si tenían lugar para ya mismo. Consultó y justo tenían lugar para dos personas en uno de las dos Land Rover Defender que iban a salir a las 9:30 horas.


En nuestro contingente íbamos todos hispanos parlantes, 7 Argentinos y un Español así que inusualmente no  había inconvenientes con el idioma. 
Lejos de la rutina de las excursiones convencionales, esta excursión es apta para todo viajero que busca pasar un momento de aventura sazonado con la buena onda que le ponen los guías de la empresa quienes cada tanto iban modulando con la radio haciendo chistes.
Como el disfrute jamás depende del clima y la lluvia ponía a los caminos que eran huellas mineras en pésimo estado, las Defe estaban "como pez en el agua".
La primer parte del recorrido es por la Ruta Nacional Nº 3 razón por la cual no abundaremos en detalles sobre este tramo de la excursión que aprovechamos principalmente para conocernos, intercambiar opiniones y pasarla bien entre todos.



Al arribar al la zona de Lago Escondido las nubes estaban tan bajas que no podía divisarse el lago propiamente dicho, razón por la cual todos estuvimos de acuerdo en que haríamos una parada en el Paso Garibaldi a la vuelta suponiendo que contaríamos con mejor suerte.
Una vez pasado el Lago Escondido tomamos una huella minera que transita sus primeros kilómetros en un camino de tierra bastante bien asentado pero que a medida que nos adentramos en la misma, empeora notablemente.
Aquí comienza la aventura!!!



Nunca antes visto por nosotros en un momento el conductor de la Defe que iba por delante nuestro se manda atrás y camina sola.  Realmente increíble lo que estos vehículos pueden hacer. Es que tienen un sistema inteligente que permite que vayan solos en un trayecto mientras que el conductor "arregla el camino" adelante.


Así fue que luego de ello, hicimos un parate con una primera vista del Lago Fagnano. 






Una vez que dejamos atrás esta primer vista del Lago Fagnano, fuimos en conquista del mismo. Pero antes de llegar debimos transitar por una huella que muchas veces nos samarreó de un lado para otro como si fuera que estuviéramos en un bote en pleno mar bravío. La adrenalina comenzaba a aumentar entre quienes estábamos dentro de las Defe.




Cuando por fin llegamos al Lago Fagnano lo hicimos bordeándolo por su costa. Dado a que se encontraba crecido es que las olas del lago golpeaban la chata. Sin dudas fue una maravillosa experiencia.





Y así fue que cruzamos el Lago Fagnano por su costa y terminamos en una zona en donde se encuentra el Lago Bombilla.



Nos esperaba un largo y embarrado camino de media hora hasta la desembocadura del Lago Bombilla con el Lago Fagnano. Mientras tanto y sin importar cuanto se embarraban las zapatillas y los pantalones íbamos tomando fotos del lugar.







Llegados al Lago Fagnano, lo que resta es caminar hasta el refugio en donde nos espera una muy rica comida que iban preparando nuestros guías.





Luego de comer una buena picada y un inmejorable asado de cordero, además de hongos comestibles extraídos del bosque de la zona, nos dirigimos nuevamente a la zona del Lago Escondido donde pudimos apreciar el paisaje, ya mucho más despejado.




El paisaje que se puede apreciar desde el Paso Garibaldi, llamado así no por el ilustre Italiano, sino por Luis Garibaldi Honte cuya madre era originaria de Tierra del Fuego (perteneciente a la tribu Haush) y que constituye el paso cordillerano entre Río Grande y Ushuaia, siendo esta la única ciudad trasandina del país.
Había dejado de llover momentáneamente pero el frío y el viento era realmente muy intenso. 
Adelante, en Ushuaia nos esperaba un tiempo tormentoso. Pero esa es otra historia...

Publicar un comentario