17 de mayo de 2010

RECORRIDA EN VELERO POR EL BEAGLE.

Amanece en Ushuaia lluvioso y frío, demasiado frío para ser enero. La temperatura por la noche llegó a estar cerca de los 0º C razón por la cual a la mañana podían observarse todos los picos nevados tanto de un lado como del otro del Canal de Beagle.
El frío obligó a Roslie a tener que adquirir un gorro ya que además nos preparábamos para salir en velero por el Canal de Beagle.
Antes de arribar al velero de la empresa Tres Marías, pasamos por el puesto que tienen cerca de la entrada del puerto. Allí además de confirmar las reservas y de saldar la cuenta pendiente, nos dieron chocolate caliente para la exigente y fría jornada que nos esperaba.
Todos le preguntaron a Axel. "Che vos no tenés frío!!!"









Luego de tomar un buen chocolate caliente, nos dirigimos con los guías hacia la entrada al puerto y pasamos ya con la tasa de uso de puerto ya adquirida de modo tal que nos obviamos cualquier posible demora en la entrada del mismo.
Caminamos unos metros hasta donde se encontraba amarrado el antiguo buque Barracuda, pasamos hacia el y desde allí hasta la otra amarra donde se encontraba el velero.





Ya arriba del velero comenzamos a navegar lentamente hasta la altura en donde se encuentra la pista de aterrizaje del Aeropuerto Internacional de Ushuaia. En ese momento dejamos de andar con motores para navegar a vela. El viento era realmente impresionante y eso ayudaba a que fuéramos a una agradable velocidad de crucero disfrutando del Canal de Beagle.




Así es como disfrutábamos de nuestra vista de Ushuaia desde el Canal de Beagle. A lo lejos podían observarse las montañas completamente nevadas y las espesas nubes amenazantes de tormenta. Justamente en el día anterior, y dependiendo de las condiciones climáticas, nos dijeron que a pesar de no ser costumbre de la empresa hacer la excursión hasta el Faro Les Esclareurs lo iban a hacer. 


La primer parada interesante fue en la Isla de Lobos en donde había una colonia de Lobos Marinos importante acompañada de cientos de Cormoranes Imperiales. 





Nuestra agradable navegación continuó por el Canal hasta la Isla de los Pájaros cuya presencia fue ahuyentada por la mano del hombre que dejó sin alimento a las aves, las cuales se trasladaron a la Isla del Faro Les Esclareurs y por esa razón era que íbamos a llegar hasta allí. Dadas las condiciones climáticas imperantes en el Canal y los informes negativos que surgían de prefectura a la cual el velero estaba en constante comunicación vía radio es que no se pudo llegar hasta allí.
Unos minutos después llegamos a una isla denominada H dada su forma en la que permanece conectada sus dos partes por un pequeño y estrecho camino.



Al llegar a la misma dejamos el pequeño velero recalado a un costado de las rocas y debimos trepar por ellas hasta tierra firme. Comienza aquí un trekking por esta isla a la que no llega todo el mundo ya que la mayoría hace su caminata en la Isla Bridge.
Allí observamos la rica flora existente en la isla. Lo más sorprendente fue ver yaretas, especie vegetal que también crece en la Puna.






El trekking continúa hasta la otra punta de las islas en donde había una importante cormoranera de la especie imperial. Habíamos estado allí por espacio de una hora y luego de ello seguimos nuestro rumbo hacia el mar nuevamente.



Con la noticia desilusionante de no poder conocer el Faro Les Esclareurs en donde nos habían dicho que existía la posibilidad de ir y que se frustró por las condiciones imperantes, nos volvimos lentamente a Ushuaia disfrutando del hermoso entorno de sus costas. Sin dudas, pese a la mala noticia, fue una muy linda excursión. Faro quedarás para otra vez!!!





Así es como llegamos nuevamente a Ushuaia...pero aquí no termina el día...más bien todo lo contrario...empieza!!!


Publicar un comentario