13 de febrero de 2007

PUENTE DEL INCA.


El Puente del Inca se encuentra ubicado a 177 kilómetros de la ciudad de Mendoza sobre la Ruta Internacional n°7. El mismo es una formación natural que sirve de pasaje del Río Cuevas el cual luego toma el nombre de Río Mendoza. Allí existen aguas termales que fluyen a 35° C. Las vetas amarillentas de esta formación nos habla de la presencia de un alto contenido de azufre.
En el año 1925 se construyó el Hotel Puente del Inca que representó para su época un verdadero lujo al que asistían las personalidades más importantes.
En el mismo cada una de las habitaciones poseía su propio baño termal.
Luego de sobrevivir a varias amenazas climáticas, y a la crudeza de los aludes constantes e inclemencias de crudos inviernos, que previamente habían dejado inhabilitado el servicio del tren trasandino, el hotel fue destruido por el devastador alud de 1965. Un verdadero milagro fue que la fuerza de la naturaleza no pudo en esa ocasión arrasar la pequeña capilla colonial que aparece en donde provisoriamente se instaló el personal del hotel y los visitantes.
Actualmente el hotel permanece abandonado, pero el lugar no deja de ser meta de los visitantes atraídos por sus colores.
Durante el año 2005 se inhabilitó el paso hasta la formación natural previniendo a los turistas de posibles derrumbes.

Leyenda del Puente del Inca

Mucho antes de la llegada de los españoles un gran jefe Inca tenía un hijo enfermo afectado de parálisis y luego de intentar todo tipo de curas sin resultado escuchó que tierras al sur existía un lugar donde aguas curativas podían terminar con su desgracia. Sin dudarlo, preparó un grupo con los mejores guerreros y se dirigió a las altas cumbres. Cuando llegó observó asombrado las famosas aguas que salían de la tierra, pero antes de éstas existía un río torrentoso que le impedía llegar. Sus guerreros, para hacer realidad el sueño de su jefe, no dudaron en abrazarse unos a otros y formando un puente humano llegaron hasta el otro lado. El inca caminó por encima de sus espaldas con su hijo en brazos y llegó hasta la terma en donde encontró la buscada cura. Cuando volvió atrás su mirada para agradecerles a sus guerreros, éstos se habían petrificado y, según cuenta la leyenda, crearon el famoso ''Puente del lnca''.
Publicar un comentario