24 de marzo de 2012

LA HISTORIA DEL AZUFRE. (Parte I: Introdución, la Ciudad que la Dictadura hizo desaparecer).


El 23 de Enero pasado hicimos por primera vez el recorrido completo de la explotación minera abandonada del Establecimiento Azufrero Salta en la Puna Salteña. (Extracción - Producción - Distribución). Ya estuvimos en otras ocasiones pero siempre nos habíamos limitado a visitar a Caipe y La Casualidad. En esta ocasión nuestra visita sería completa.


Descubierta en la decáda del 40, la explotación de azufre en la Puna comienza por ese entonces, más concretamente en 1943, como sociedad mixta y en 1951 pasa a manos de la Dirección de Fabricaciones Militares - al considerarse su explotación como estratégica tal como así lo concebían la escuela de militares que pensaron el desarrollo de la industria para la defensa como el Gral Savio -. Su cierre definitivo ejecutada en 1979 fue por decisión del Gobierno Militar a través de un Decreto que databa del año 1978 perpretrado por el entonces Ministro de Economía, José Alfredo Martínez de Hoz, aduciendo la falta de rentabilidad en la extracción de este mineral y que era conveniente su importación en vez de su propia producción.

Hoy, 24 de Marzo, y a 36 años del golpe que dio inicio a la dictadura más sangrienta de nuestra historia, comenzamos con la crónica de "La Ciudad que la dictadura hizo desaparecer". 

Cuentan los que allí vivieron, en su mayoría personal civil que trabajaba en la mina, que la orden de desvastar el establecimiento de La Casualidad fue implacable de modo tal que nadie más pudiera habitar ese lugar ni explotarlo.
El mineral se extraía desde el Cerro Estrella a 5200-5300 metros sobre el nivel del mar, se llevaba en vagonetas tiradas por un cablecarril de 25 Km. hasta el Campamento de La Casualidad donde se procesaba, se refinaba, se solidificaba y se conseguía su máxima pureza. En el campamento de La Casualidad trabajaron más de dos mil personas. Contaban con Agua Corriente, Cloacas, Luz, Gas, Teléfono, Acceso asfaltado desde la Estación del Ferrocarril Gral. Belgrano de Caipe, Escuela Primaria, Secundaria, Casino (que en realidad era un alojamiento para los solteros y reunión de juegos de billares y cartas), Cine y Confitería. Era un pueblo que se autoabastecía de lo necesario para la dura vida en la Puna a 4000 metros de altitud sobre el nivel del mar, lugar en el que también ejercían soberanía dada la cercanía con la frontera con Chile. Luego de procesado el mineral cuya pureza era de 99.98%, se llevaba en camiones por la ruta asfaltada a Caipe y de allí en Ferrocarril a Salta y a Buenos Aires. 



Consecuencia de su cierre fue el éxodo forzado de todos sus habitantes que han dejado abandonado sus casas, sus vidas, sus recuerdos y todas las instalaciones mineras. Sólo quedan ruinas de lo que alguna vez fue y el silencio.
En cuanto a Caipe, hubo un progresivo despoblamiento a partir de la salida de funcionamiento de La Casualidad y el ferrocarril siguió pasando hasta por lo menos 1991 que con el proceso de privatizaciones ha quedado desactivado en forma total. En virtud de ello se terminó de despoblar totalmente.

Aquí comienza su historia y nuestra crónica!
 
Publicar un comentario