3 de octubre de 2005

ABDON CASTRO TOLAY, EL LUGAR DE LAS BARRANCAS SIN MAR.














Esto es Barrancas, un paraje de una impresionante belleza que nunca olvidaremos.

Solo bastó un rato con estar allí en este distante paraje de la Puna Jujeña para recordarlo para siempre.
El pueblito es muy chico y solo es accesible a través de una ruta de ripio (la provincial 75). La iglesia es muy pobre y la fundación de este pueblo data de 1910. Los hijos del guía fueron los que nos llevaron hasta Barrancas, un lugar que por lo imponente de sus rocas nos muestra cuan pequeño somos. En dicho lugar están conservadas pinturas rupestres y petroglifos de animales y mapas dentro de los cuales se encuentran los más grandes de América. Por último, nos trepamos a una montaña para acceder a una cueva luego de pasar por desfiladero que dividía a la zona en dos y que generaba una especie de acantilado en el medio de la puna.




























Publicar un comentario