19 de febrero de 2009

EN LOS GEISERES DEL TATIO.

Al día siguiente de ese maravilloso atardecer en Tebenquiche nos acostamos bastante tarde , a medianoche y nos levantamos a las 3 de la mañana para preparar todas las cosas y salir a las 4 a los Geiseres del Tatio. Los Geiseres del Tatio se encuentran a 99 Km. de San Pedro de Atacama por una carretera que si bien parece asfaltada lo es solo en un tramo (hasta Puritama) y a partir de allí es todo de calamina. La calamina es un compuesto que extraen del Salar de Atacama y que mezclado con tierra forma una especie de carpeta asfáltica en la que se puede andar a una buena velocidad. Claro que cuando llueve, esto es muy pero muy raramente, la calamina es inservible y el camino se transforma en una zona resbaladiza como si al piso lo hubieran enjabonado. Todo el paisaje en la ida fue imposible de ver dado la oscuridad absoluta de la noche, lo veríamos a la vuelta y realmente podemos decir que el mismo no tiene desperdicio. Los Geiseres del Tatio se encuentran a 4320 metros sobre el nivel del mar, razón por la cual la temperatura es mucho más baja que en San Pedro de Atacama. Si a ello le agregamos que todavía era de noche nos da un resultado de -4º C.
Si leyeron bien había cuatro grados bajo cero!!!

Esta foto que fue sacada apenas amanecía es fiel testigo del frío que había allí.

El amanecer nos brindaba estas maravillosas postales en un lugar sacado de otro planeta, del otro lado de esas montañas están los geiseres Sol de Mañana en Bolivia.

El vapor de agua sale a la superficie a través de fisuras en la corteza terrestre, alcanzando una temperatura máxima de 85ºC, un cartel advierte que ante una quemadura el hospital más cercano (en Calama) queda a más de 90 Km. por lo cual hay que actuar con suma responsabilidad.
Al amanecer se puede apreciar un espectáculo impresionante y maravilloso, generado por los violentos flujos de vapor que se elevan hasta 10 metros de altura. Este campo geotérmico está formado por 40 geiseres, 60 termas y 70 fumarolas en una extensión de 3 Km2.

En el lugar se puede pasear por fumarolas...allí estuvimos para verlo en vivo y en directo y disfrutar de todo ello.


Nos explicaron también que durante la década del 60 se inició un estudio tendiente a explotar energía geotérmica en este lugar. Este proyecto fue posteriormente abandonado durante los primeros años de la década del 70 debido a que los resultados de estos estudios no aseguraban rentabilidad económica, quedando solo viejos restos en el medio del campo. Hoy en día está volviendo a la palestra el debate sobre si se deben explotarse o no con esos fines los Geiseres del Tatio. Por supuesto gran parte de la Comunidad Atacameña desea preservar el lugar.

Luego de ello y con mucho frío aún nos dispusimos a desayunar algo caliente con un budín muy rico que allá en Chile se lo conoce como Queque. Tan rico nos ha parecido que a partir de ese día lo incorporaríamos en cada desayuno durante nuestra estadía allí. Mientras tomábamos el desayuno y calentábamos nuestros cuerpos se nos acercaron gaviotas y unos coloridos y amistosos pájaritos que comían las migas que íbamos dejando.

Seguimos andando por los Geiseres cuya mayor actividad es entre las 6 y las 10 de la mañana. De momentos parecíamos que como dice el dicho"estábamos más perdidos que turco en la neblina".
Ya luego de un rato interesante de andar y andar visitamos una zona donde hay una pileta termal natural. El frío del ambiente y la falta de preparación para la ocasión hicieron abortar el chapuzón.

Luego de todo esto emprendimos regreso no sin antes recorrer otros lugares maravillosos.

Publicar un comentario