21 de abril de 2012

SALTA.

Luego de estar en un día terrible en San Antonio de los Cobres emprendimos nuestro camino a la Ciudad de Salta. Para ello tomamos el micro de Ale Hnos. en la misma puerta del Restaurante Huayra Huasi. Allí abordamos el micro camino a nuestra querida ciudad de Salta, quien como de costumbre nos recibe con las manos abiertas y es como si fuera nuestra segunda casa.
Recorrimos de punta a punta la ciudad. Ya nos es sumamente familiar y por momentos sentíamos la necesidad de estar nuevamente en la ciudad pero por momentos añorábamos la hermosa experiencia del silencio de la Puna.
Así transcurren nuestros últimos días de vacaciones en una ciudad hermosa que siempre nos acoge muy bien. Pese al mal trago de la última media hora antes de la vuelta a Buenos Aires en donde fui víctima de un carterista que nos arrebató una mochila de mano en un descuido con algunos regalos menores, la hemos pasado muy pero muy bien.
Aquí un resumen de fotos de Salta, la linda.



















Publicar un comentario