18 de abril de 2012

TORMENTA EN SAN ANTONIO DE LOS COBRES.

Llegamos a San Antonio de los Cobres. Frío y lluvia se combinaban y hacían de ese día el día más feo de todas las vacaciones. Si bien es cierto que tuvimos un día de lluvia - en Belén, Catamarca - allí lo amenizamos con conocernos con un grupo de chicos que viajaban a El Peñón y a Antofagasta de la Sierra. Aquí llegamos solos y nos instalamos directamente en el Restaurante Huayra Huasi que cuenta también con dos habitaciones para alojarse.
Lo cierto es que con Roslie es la segunda vez que visitamos San Antonio de los Cobres y las dos veces nos ha tocado muy mal tiempo.
Averiguamos como seguiría el tiempo y todo el mundo coincidía que la lluvia iba a durar por lo menos uno o dos días más, con lo cual nuestros planes iniciales de quedarnos dos días en San Antonio de los Cobres tomaron otro rumbo.
Instalados en el restaurante mientras comíamos unas ricas empanadas debatíamos qué hacer. El debate giraba en torno a si nos quedábamos, nos íbamos a Santa Rosa de Tastil o si seguíamos directo a Salta. En vista al mal tiempo, y que iba a persistir en esa situación, la primer opción estaba absolutamente descartada, máxime cuando supimos que iba a ser imposible subir al Abra de Acay. Nos quedaba la segunda opción que era ir a Santa Rosa de Tastil cuyo dato de alojarme en casa de familia me había proporcionado el Lic. Christian Vitry a través del Facebook y que era de mi interés conocer las ruinas Pre-Incaicas. Roslie era de la partida de seguir directo a Salta. Se impuso esta última opción.
Mientras llovía comimos las empanadas y luego nos fuimos a la habitación a descansar.
Como a las 15 horas tuvimos un leve respiro que nos permitió pasear un rato por el pueblo. Fuimos a comprar los pasajes a Salta y preguntamos bien donde paraba, cosa que me indicaron que en la puerta del Restaurante Huayra Huasi paraba así que no debíamos movernos hacia ninguna parte. 
Al día horrible debido al tiempo se le sumaba que todo el pueblo lloraba la muerte de un muchacho joven y recorría en procesión por el pueblo hasta su descanso final. Sin dudas además de ser un día horrible en lo climático, era un día triste en todo San Antonio de los Cobres.
El "respiro" del tiempo sin lluvia duró apenas una hora, momento en el cual tomamos algunas fotos recorriendo sus calles y la estación del Ramal C-14.







Encontramos cambiado un poco a San Antonio de los Cobres respecto del 2009 en especial por su paseo peatonal. El resto no cambio en nada sustancial. El mal tiempo no nos dejó recorrer mucho más y, de hecho, cuando estábamos en la estación se levantó un viento muy fuerte y frío seguido de una llovizna muy molesta que nos mojaba por completo. 
Punto final para San Antonio de los Cobres en un día muy triste no sólo climáticamente hablando, sino también por el dolor del pueblo que lloraba a uno de sus hijos.
 

Publicar un comentario